El valor de ser un Soldado

Napoleón Bonaparte dijo una vez:
”Los soldados generalmente ganan las batallas. Los generales generalmente obtienen el crédito por ellas.”
Cuanta razón tenia el gran general,  solo basta con ver la épica batalla librada en el campo de Mestalla, donde un humilde soldado ascendido recientemente a capitán fue el gran protagonista:

Como toda gran batalla esta tiene sus momentos preliminares, en cuanto al cuadro de casa una abultada y onerosa deuda que ha ocasionado la venta de sus estrellas, el caso del visitante una situación de confusa que incluye ley concursal y un falso mesías económico. Otro aliciente de esta batalla era el regreso de un glorioso general del cuadro del Valencia el gran Héctor Cuper.

Unai Emery volvió al 4-2-3-1, con Guaita en la portería (Lo cual me alegra, porque soy partidario del joven guardameta), Rami debutando en el centro de la zafa, Banega y Topal de pivotes, Piatti por delante y la sorpresa de Bernat por el ala izquierda. El joven de tan solo 18 años es, junto a Alcácer, lo mejor de la cantera che y su entrenador parece dispuesto a confiar en ellos.

El Racing de Santander, con un plantilla en proceso de confección, llego a Valencia bajo la dirección de Héctor Cúper, ex entrenador de los ches que recibió un pequeño homenaje en los momentos preliminares del encuentro en el que fuera su casa entre 1999 a 2001. El técnico argentino tuvo que lidiar con varias bajas importantes, a destacar la de Colsa en la medular (Aunque ya no en sus mejores años aun es toda una autoridad en la zona de volantes), reemplazado por Picón, y sobre todo en defensa, donde tuvo que recurrir a varios jóvenes.

Ya en el campo de juego de esta épica batalla a tan solo el 1er minuto de juego el portero racinguista no acertó a blocar un disparo de Pablo Hernández y el rechace lo cazó Soldado, mandando la pelota a la red y el júbilo a la grada. Aunque esta alegría no duro mucho ya que Soldado, como un joven recluta no supo recargar su fusil, demoro tan solo 7 min en empatar el encuentro gracias a un autogol.

Bastaron solo 7  min adicionales para que el Racing se encontrara con su 2do gol, siento esta vez una mezcla entre una gran jugada individual de Arana y una HORRIBLE comunicación entre los zagueros del Valencia, esto permitió a Costa recibir solo, aunque con un mal control, definir muy bien y poner el juego a favor del Racing con un claro 2 a 1. Con la llegada de este tanto Cuper que con tantas noches mágicas alegro Mestalla sacaría su mejor arma, el Contragolpe y gracias a esta el Valencia se encontró con prácticamente el monopolio de la pelota y la obligación de atacar, atacar y atacar, cual imagen de la 1era guerra mundial donde el Racing atrincherado alrededor de su portería y comandados por Diop y una imberbe linea defensiva contenían sus oleadas de ataque, agotando y lastimando la moral de la cada vez más desmoralizada tropa Valencianista.

Emery tras el descanso viendo el HORROR que es Ricardo Costa lo retiro del partido, desplazando a Topal como central, dando entrada a Tino Costa (Gran pegador de media distancia) y a Canales (Flamante nuevo fichaje) para que se moviera entre las líneas del Racing buscando espacios en detrimento de Bernat. Con la entrada de Canales mejoró la distribución del balón  gracias a la gran movilidad que posee entre las lineas defensivas del Racing, pero esta vez gracias a un despiste de toda la vida de Topal saco provecho Adrián y 1 a 3 el marcador.

A pesar del panorama desalentador, como el de la batalla del Somme, el valor del grupo pudo ante la compacta línea defensiva y junto al poyo de una grada comprometida con este proyecto inyectaron ese plus extra para que Rami acortara distancias habiendo pasado tan solo 2min del gol de Adrián. Y acá el momento de inflexión de la batalla, ya que con la entrada de Jonas por Piatti (Mal debut de un jugador llamado a ser importante) el Valencia se tornó un vendaval ofensivo y acá la transformación de Soldado, quien se dio cuenta de su lugar de Capitán y entre gritos señalo el camino a sus compañeros soldados por donde abrir la férrea defensa del Racing.

En apenas 2 min, el Capitán anotó dos goles que llevaron al equipo a la victoria, remontando un partido que en el minuto 87 estaba 2 a 3 y ya en el minuto 90 se torno en un 4 a 3 gracias a los goles de Soldado, ese mismo jugador que en el 1min parecía encarrilar una victoria, esa misma victoria que el mismo casi se ve  truncada gracias a su autogol.

Y tal vez a fin de temporada Emery se quede con el merito del resultado pero sabremos que fue un Soldado el que gano la primera gran batalla…

En Twitter @PeterWarrior1

Publicado el agosto 29, 2011 en Deportes, Todas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: