Inauguración del polémico Auto Confesionario de la Fe

La inauguración del lujoso Auto confesionario católico, apostólico y romano, en Nomansland, justo en la entrada del Downtown, costó mas de medio millón de dólares, lo que es muy curioso en medio de la crisis financiera que azota al país. La Iglesia a través de su mandamás, monseñor Batista,  invitó con todos los gastos pagos, a 200 personalidades del mundo eclesiástico. Lograron que hasta su enemigo publico número 1, el alcalde Bret Carson, acudiera junto a su esposa. El lujosísimo establecimiento gasto 250 mil dólares extras (fuegos artificiales no incluidos) para que la banda religiosa por excelencia Germanico tocara en la fiesta:

En la cena se sirvierón 100 botellas de champagne Veuve Clicquot, para brindar por la buenaventura del establecimiento, que será el “primero de muchos” según palabras del propio monseñor Batista. Se sirvieron además grandes cantidades de comida gourmet, sushi y el risotto especialidad del Chef a cargo Adel R. Ajmad. Para los que aún no lo sepan, el Auto confesionario de la fe, es el fruto de la iniciativa impulsada por la iglesia nacional y que finalmente  fue aprobada por el Vaticano, 6 meses atrás. La razones de este establecimiento las explica Monseñor Batista diciendo que “Es una forma de evolucionar junto al feligrés y acercarnos a el, además de ser un trampolín ideal para los estudiantes del sacerdocio para adquirir esa experiencia y ese roce tan bonito que se produce entre el encargado de llevar la palabra del señor y el verdadero creyente”.

Básicamente el Auto confesionario consiste en que el creyente no tenga que bajar de su auto para confesarse, previo aporte  que sirve como colaboración para el mantenimiento del mismo. Este aporte se deposita en una maquina preparada para recibir pagos en monedas, billetes y también a través de su tarjeta de crédito. El monto de la colaboración queda a discreción del creyente, aunque este aporte no debe ser menor a 5 dólares. Una vez superada la maquina tragamonedas, el sistema se asemeja casi en un cien por cien a los Locales de comida rápida, solo que en la ventanilla primera se encuentra un pasante a sacerdote. Una vez ahí la confesión se desarrolla como de costumbre, solo que a la hora de la imposición de la penitencia, el creyente debe avanzar hasta una segunda  maquina, que es la que le proporciona la penitencia, estilo recibo. Luego “esta en su consciencia y libre albedrío cumplir con ella o no, como siempre, no olvidemos que esta libertad que dios nos da, nosotros no podemos quitarla”.

También esta la posibilidad de visitar el interior del establecimiento, pero ya aquí mucho no se trata de confesiones y demás, sino mas bien de un comercio religioso, donde se podrá encontrar desde cruces de lo mas comunes, hasta imágenes benditas de hasta dos metros de altura. Batista al ser consultado acerca de la moralidad del establecimiento interior dice “Tenemos la posibilidad de que la gente se sienta en el Vaticano, así que no podemos perder la oportunidad que el señor nos ha brindado”.

En cuanto a la imagen que adorna al lugar,  monseñor explica “es nuestra manera de avanzar como institución a los nuevos tiempos, y decir, hey, nosotros también sabemos pasarla bien y sonreír a través de la fe”. Cuando se le preguntó por la estratégica ubicación del local comercial, monseñor niega cualquier plan de mercadeo previo “Muchos piensan que esta ubicado en la entrada del Downtown con la intención de servir como cebo para los pecadores que hacen el viaje de regreso, desde la parte pecaminosa e indecente de la ciudad; eso para nada es cierto”…”Demás esta decir que los ciudadanos que integran Uptown son seres humanos también y que son tan católicos como los del Downtown y  como en toda ciudad habitan en lugares donde el demonio ha hecho estragos, aunque si uno analiza bien la situación, hay otros factores que han colaborado a dañar Uptown. La culpa en realidad no es de sus habitantes. La ubicación tiene más que ver con un tema de economía de tierras, en realidad este pedazo de tierra era una de las pocas que podíamos permitirnos como la iglesia responsable que somos”.

A partir de este lunes el Auto confesionario abrirá sus puertas al publico, 24 horas al día, 7 días a la semana. En cuanto al Alcalde Bret Carson (que esta en plena carrera de reelección), este no quiso emitir declaración alguna, podemos pensar que da su bendición al presentarse a la celebración. Las Imágenes abajo:

Publicado el septiembre 11, 2011 en Comics, Cultura Pop, Todas y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: