Heavy Metal (Clasicos de culto)

Gerald Potterton dirigió esta subversiva cinta por allá por el año 1981. Un mundo de fantasía, sexo y anti heroísmo, muy en boga en esa época y poquísimo antes de conservadurismo que Reagan impondría meses después. Heavy Metal para el que no lo sepa es un magazine basado en la historieta francesa Métal Hurlant y que se hizo famosa en el año 1977. Reunía en su revista mensual lo mejor del género fantástico, erótico y ciencia ficción de la vieja escuela, con claras influencias cyberpunk y gore. La revista se ha mantenido vigente hasta nuestros días y es uno de las más famosas en  todo el mundo.

En aquella época, los transgresores editores de Heavy Metal se unieron a Ivan Reitman (productor y director de innumerables comedias y conocido por el publico por haber dirigido el clásico  GhostBusters en 1984) que fungió labores de productor y llevaron esta irreverencia a la pantalla grande. Durante años y antes de la época del VHS (Además de un problema de derechos de algunas canciones que retrasaron el lanzamiento en Vhs de la cinta hasta 1997), Heavy Metal era proyectada los viernes por la noche en aquellos cines de  autor y se convirtió en una película de culto por excelencia. Después del salto, el Review de Heavy Metal, The Movie (1981):

Heavy Metal 1981

Como decía antes, la revista Heavy Metal es un conjunto de historias que no tienen relación entre sí, es un compilado de lo más destacado del mes. Para realizar la película debía haber un hilo conector de las historias que se utilizarían, que de paso, no podían ser todas las que hubieran querido, por cuestiones de derechos. Se las arreglaron, sin embargo, para tener un puñado de buenas historias y crearon para la película el Loc-Nar, esa bola verde sin sentido que es la suma de todos los males del universo y que desintegra a diestra y siniestra en lo que la persona o criatura espacial la mire. Y encima tiene complejo de anillo de poder. Ese sería el hilo conector de la cinta, que es música para los oídos de los fans de ciencia ficción de la vieja escuela  y debo decir que para los no tan fans,  si compras la premisa, funciona de maravilla.

La peli consta de 6 segmentos y si bien por momentos el rendimiento de cada una es irregular, el resultado final es bien satisfactorio. Digo irregular porque hay segmentos que bien podrían tener más espacio (B-17) y otras que están muy por encima a nivel de calidad de argumento sobre otras (El segmento de Taarna). Pero esto se entiende y se comparte hasta cierto punto si lo vemos desde la perspectiva del estilo de la revista, que no es más que sexo, drogas y Rock and Roll. No hay espacio para lo prolijo en esta película.

Heavy Metal comienza con un Intro sencillamente sensacional donde podemos ver un clásico Corvette saliendo de un transbordador espacial para luego aterrizar a la tierra y terminar estacionándose en una gran casa en una colina. El astronauta llega a casa y trae consigo un objeto extraño, su hija muy curiosa le pide que le diga que es y ahí sale la insane bola verde, que desintegra al astronauta y empieza a darle lecciones de vida a la niña para luego querer matarla (WTF?). La bola verde vendría a ser la combinación entre el monolito de 2001 y Charles Xavier. Y es que hace que la niña visione las historias de aquellos que han caído en la tentación del Loc-Nar y que  finalmente serán los segmentos que arman la película.

Así llegamos al primer segmento que tiene como protagonista a un taxista de un New York futurista, llamado Harry Canyon, que se ve envuelto con una chica con super bobbies (como en todas las revistas Heavy Metal) quien acaba de perder a su padre por culpa de una banda de mafiosos que le buscan para comprarle un objeto extraño que no es más que el Loc-Nar. Aquí vemos la primera muestra de las reglas Heavy Metal y es el sexo sin motivo. En todos los números de la revista y también en la peli se ven numerosas escenas de sexo sin sentido y que divierten de manera escandalosa y es que  de eso se trata. Mientras los héroes hacen todo lo posible por no salvar al mundo y salvarse a sí mismos, tienen sexo con mujeres idealizadas por un geeky nerd que jamás se ha comido una rosca, es decir, una mujer mega hyper extra buena. Y eso se agradece. De este segmento, que es uno de los mejores de toda le película, se destaca el New York futurista que ha servido de influencia nada menos para clásicos del cine como Blade Runner y sobre todo para el Quinto elemento, aquí la influencia es nítida e incuestionable.

El segundo segmento es la historia de Den, el geeky nerd que hablaba antes, que gracias al Loc-Nar deja de ser el paleto de 18 años que era en la tierra y llega a un planeta bastante extraño pero donde mide 2 metros, es musculoso y tiene un pene de 30 centímetros. Ahí  tendrá sexo con más de una mujer y se enfrentara a la avaricia causada por el Loc-Nar. Es una de las historias mas cómicas de la película, ya que Den una vez convertido en el adonis, sigue pensando como el nerd que era en la tierra, así conseguimos un voice over bastante entretenido. Y aquí hay un otra regla Heavy Metal, el no tomarse muy en serio a sí mismo. Si queremos una película animada de ciencia ficción seria en todo sentido, esto no es lo que buscamos. Heavy Metal se ríe de sí misma y además lo celebra.

El tercer segmento corresponde a un tipo bastante creído y descarado, llamado  Lincoln Sternn que es acusado por un tribunal espacial por un cardumen  absurdo de delitos de violación, robo asesinatos, etc, pero el señor Sternn anda confiado porque ha comprado al testigo de la corte,  Hanover Fiste, un tipo bastante lento que casualmente minutos antes de entrar a declarar, se encuentra con el Loc-Nar. No hace falta decir que todo sale al revés. La historia es básicamente humor negro y entretiene a pesar de no ser lo más destacado de la película. Aquí resalta el estilo de ilustración y animación que cambia radicalmente y se hace exagerado y mas in your face. Lo que destaca es la música en este segmento, tanto así que llega a parecer por momentos un video clip.

El cuarto segmento es uno de los mejores tanto visual como de argumento, y el escenario es la segunda guerra mundial.  No encontramos a un B-17, el Pacific Pearl en plena lucha y a punto de estrellarse, mientras sus tripulantes caen uno a uno víctimas del tiroteo.  Piloto y co-piloto sobreviven. Es cuando el co-piloto va a revisar los daños donde vemos lo mejor de la ilustración y animación de todo el film. Aquí se encuentra gran parte de la influencia Gore. Por supuesto, El Loc-Nar tiene quizás su mejor participación de todos los segmentos. Se extraña que dure tan poco para tan interesante premisa.

El quinto segmento quizás es el más flojo, pero no por ello menos entretenido. Me pregunto cómo sería ver sobre este corte influenciado por el monte. Seria loco la verdad. Aquí se encuentra el  doctor Arnak intentando explicar una extraña radiación verde a las más altas autoridades del país. Todo iba bien hasta que el doctor ve el Loc-Nar incrustado entre las bobbies de una secretaria, que se encuentra en la reunión, lo que hace que se salga fuera de control y sean ambos secuestrados por unos aliens drogatas. Una extravagancia. No se pierdan el diseño de la nave y una cuestión llamada Nyborg.

El sexto segmento es el mejor de lejos y trata de la sexy heroína Taarna, última superviviente de la raza taarakian, que es llamada por un pacto antiguo a vengar la muerte de un pueblo de científicos y estadistas, a manos de una raza que se han transformado en unos villanos verdes, gracias a un montón de Lodo Loc-Nar. Aquí se utiliza la técnica del rotoscopio que captura el movimiento de un ser humano para luego ser dibujado encima. Así vemos al mejor personaje de toda la peli y su ritual antes de la batalla. No perderse la parte donde Taarna se viste. Digamos que Taarna es un Clint Eastwood mujer, super buena y en un mundo fantástico. Es una chica de pocas palabras y solo está concentrada en su misión que es acabar con la raza de los malévolos verdes y su líder con brazo robótico. Este segmento por si solo vale el precio de la entrada, reúne todas las fortalezas del estilo Heavy Metal y es bastante creativo como para mostrarte  un mundo irreal que compras al instante y además de todo eso, tiene a Devo tocando en un bar, ¿Qué mas puedes pedir?

En fin, si eres fanático de Ralph Bakshi, inmediatamente reconocerás la influencia y amaras la película. Si buscas una peli de culto que puedas ver en un estado  anormal de consciencia, y ya viste The Wall demasiadas veces, esta es la película para ti. Y si solo eres una persona con inquietudes artísticas, es una buena peli para darle un visionado. Abstenerse los que no ven más allá de su nariz.

RATING 7.2/10

Pd: Imagenes y trailer de la peli up next:

Publicado el octubre 9, 2011 en Cine, Comics, Reviews de Peliculas, Todas y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. La ultima historia impresionante y mas para la epoca en que se realizo. Todo un ejercicio de estilo. Saludos

    • Sin duda alguna. Uno de los grandes meritos tanto de la revista como de la pelicula es que han sido pioneras de un estilo fantastico que sigue atrayendo, incluso ha sido muchas veces imitado y pocas veces igualado. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: