RAN (Clasicos de culto)

El gran Rey Midas Japonés en cuanto a cine se refiere, el legendario Akira Kurosawa, hizo la película japonesa de mayor presupuesto en la historia de su prolífico cine, concretamente en 1985, un film llamado “RAN”, que en español viene a ser algo como caos. El argumento de esta epopeya que costó 12 millones de dólares, es una mezcla entre la conocida tragedia del Rey Lear de Shakespeare y de la parábola de las tres flechas de  daimyō Mori Motonari. El  Señor de la Guerra Hidetora Ichimonji, ya un poco viejo, decide retirarse de la actividad, otorgándole el poder al mayor de sus tres hijos, ocasionando una disputa en cuanto a la decisión misma y a la elección del heredero, que traerá graves consecuencias y desencadenará la caída del que un día fue el guerrero mas fuerte e implacable de todo Japón, algo así como “El hundimiento” en versión ponja. Kurosawa, fiel a su estilo, nos lleva a un viaje inolvidable de imágenes épicas y colores abundantes, una experiencia casi onírica pero con  una temática bastante reconocible, diría casi de la vida diaria. Luego del salto, te contamos más detalles de la última gran película del maestro Japonés Akira Kurosawa:

RAN

Como decía, el tema que desencadena todos los hilos argumentales de la película, es la decisión de delegar el poder por parte de Lord Hidetora a su hijo mayor, el adulador Taro. Jiro, aunque mira con celo la decisión, la acata con “respeto” y solo hay palabras que son música para los oídos del gran patriarca. Por su parte el hijo menor, el impulsivo Saburo, no sabe quedarse callado y expone su desacuerdo a lo que el considera “Una locura de un viejo senil”. Esas palabras que saben a veneno del más puro para un señor de la guerra, que en sus mejores tiempos, fue inmisericorde e implacable, hacen que Saburo sea desterrado por Hidetora. A  partir de ahí se cumple casi paso por paso eso de “cría cuervos y te sacaran los ojos”.  Hidetora no tiene tiempo casi ni de tomar una siesta, cuando ya Taro lo humilla de diferentes formas  influenciado por su esposa, uno de los personajes más memorables que yo recuerde, Lady Kaede, una mujer formada por el rencor de haber sido testigo de la muerte de su familia, cortesía del patriarca Hidetora. En ese escenario, se despliegan batallas a caballo que antes de destrucción y caos parecen el más hermoso de ballet de imágenes y simbolismo, tan presentes en la cultura japonés.

Los detractores de Kurosawa, decían que era demasiado occidental, quizás con algo de razón, pero eso en ningún caso supuso una desventaja. Tomo lo mejor de sus influencias occidentales para mostrarnos parte de ese mundo milenario y siempre por desentrañar que es la historia japonesa, si bien esta historia es ficción, claro está. Kurosawa como en muchas de sus películas, utiliza en RAN, la cámara alejada de los actores. El estaba convencido de que así se sacaba una mejor interpretación de los mismos. No sé si eso sea cierto, pero esa técnica le imprime un drama y una grandeza a Ran, que difícilmente tendría si fuera rodado de otra forma. La obsesión casi Kubrikiana de Akira con el detalle, parió secuencias de batalla sencillamente impresionantes, sangrientamente hermosas y que si bien fueron  bastante imitadas, pocas veces han sido igualadas. Cuando me refiero a imitación, apunto sobre todo a la técnica del silencio en pleno climax de la batalla, donde un score sencillamente épico es más poderoso que el sonido de las balas y la inmediatez de las flechas. Esas batallas tienen un estilo casi teatral, parecen una gran y hermosa coreografía que es tinta indeleble para el cinéfilo que se precie.

Por supuesto Ran cuenta con actuaciones que van desde buenas hasta sobresalientes. Muy buenas son las actuaciones de los tres hermanos Taro (Akira Terao), Jiro (Jinpachi Nezu) y Saburo (Daisuke Ryû). En cuanto a la difícil interpretación y bastante lunática que Tatsuya Nakadai le da  al personaje de Hidetora Ichimonji, solo se puede aplaudir,  pero la labor tanto del travestido fiel de Hidetora, Kyoami ( Pîtâ)  y de Lady Kaede (Mieko Harada ), hay que decir que roza la perfección y que si no se tratara de una película como RAN, se robarían la misma. Kyoami ejerce casi como una ventana del espectador, aquel personaje que observa los acontecimientos como lo hacemos nosotros, con la diferencia de que a pesar de tener todas la razones suficientes para hacerlo, nunca abandona a su amo; además es el encargado de la mejor línea de toda la película “El hombre nace llorando, cuando muere, muere”. La influencia de Shakespeare al máximo, que sugiere que el hombre está aquí por y para el sufrimiento. Y Lady Kaede, una mujer trepadora pero con motivos, se encarga de poner más que un grano de arena, a fines de destruir a quien en el pasado destruyo a su familia. Ejerce de Rasputin femenino pero definitivamente mucho mejor aseada. Ella representa la antítesis de Lady Sue, la esposa del segundo de los hermanos, Jiro.

Mencion aparte para el vestuario, que deduzco que se llevo bastante del presupuesto, y por el cual Ran se llevo el Oscar. Además el score que son todo menos meros cortes musicales, sino que son piezas cortas tozudamente seleccionados para ciertos momentos de la cinta, dado que encontramos en las dos horas y media de metraje, momentos de silencio total que con la presencia de la música, no representarían la poesía pura que transmiten por si solas. Si tendría que definir a Ran de manera bastante superflua diría que es la demostración de que la violencia a veces puede ser bella.  No perderse el momento de Hidetora cuando la locura lo alcanza, esas secuencias son sublimes, cine en su máxima expresión.

Si usted es amante del cine asiático y no conoce todavía a Akira Kurosawa, le sugiero que empiece por este film. Aquí encontrara un manual de cómo hacer secuencias de batalla y de cómo imprimirle épica a una secuencia ordinaria. Si resulta satisfecho con la experiencia vaya rápidamente en busca de  Rashomon y finalice con la obra maestra del cineasta,  Shichinin no samurái. Después se reprochará porque perdió el tiempo con Michael Bay.

 Rating 9/10

Aquí les dejo  el trailer original y un fan made trailer notable:

Publicado el noviembre 7, 2011 en Cine, Cultura Pop, Reviews de Peliculas y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: